Lesiones... La temida palabra

Natacion IronMan

Hola Queridos Lectores!!

Primera entrada en el blog Your #NutriExperience de 3NutritionPro en el que vamos a tocar "todos los palos" posibles relacionados con el deporte a nivel general y con el triatlón a nivel específico, desde temas de interés general como pueden ser entrenamientos, preparación para competiciones o incluso todo tipo de preocupaciones que me podréis hacer llegar en los comentarios de este post o a través del correo hola@3nutritionpro.com.

Como estamos de inauguración, me gustaría comenzar a hablaros de algo que llevo sufriendo desde hace aproximadamente un año, una palabra de la que muchos no queremos escuchar, pero que a la vez está en boca de todos. Si queridos lectores antes de mostraros la palabra, ya la habéis adivinado: las lesiones.

Actualmente, la práctica de ejercicio físico y actividades deportivas es uno de los principales elementos de ocupación del tiempo libre y ocio de la población. Los beneficios que nos aporta el deporte son sobradamente conocidos: prevención de enfermedades, protección de nuestro sistema locomotor o simplemente nos ayuda en la lucha diaria contra el insomnio, el estrés, la depresión o nuestra autoestima. A pesar de todos los “pros”, también tiene sus “contras”, las temidas lesiones

Nadie que haga un mínimo de ejercicio físico está exento de lesionarse pero siempre podremos reducir ese tanto por ciento de riesgo de lesión creando un plan de fortalecimiento para  la prevención de lesiones.

Todos nos conocemos, los unos a los otros y sabemos que pasar por el gimnasio o sala de musculación es una de las últimas cosas en nuestra lista de prioridades y menos cuando nuestra jornada laboral es tan amplia que apenas nos queda tiempo para dedicarle al deporte. 

Por mi experiencia primero como deportista y ahora como entrenador reconozco que la palabra que podríamos definir esta situación es la de "poco provechosa"; en ese tiempo mejor dedicarlo a hacer 3000m en la piscina o a una hora de carrera a pie.

Es en ese angustioso momento en que nos confirmamos a nosotros mismos, "Estoy lesionado", cuando nos entra el remordimiento y nos damos cuenta de los errores, ya lo dice el refrán, "el ser humano es el único animal que tropieza dos veces sobre la misma piedra"; bueno, en este caso dos veces o más.

Pero... ¿por qué nos lesionamos? Revisando un poco la bibliografía podemos afirmar que las lesiones se producen por dos tipos: Factores Intrínsecos y Factores Extrínsecos.

Factores Intrínsecos:

Inadecuada preparación física (calentar, enfriar, estirar, insuficiente resistencia aerobia, gesto deportivo incorrecto…).

  • Falta de estiramientos (insuficiente tiempo, intensidad y musculatura)
  • Desmotivación (problema por la relación deportista-entrenador, socio-familiar...)
  • Cansancio (estrés psíquico, físico, sueño…)
  • Mala nutrición.

Factores Extrínsecos

  • Equipo y servicios.

  • Calzado.

  • Características del deporte.

  • Aparatos ortopédicos.

  • Clima

  • Condiciones del terreno 

Como veis todos estos factores están conectados como si de una red se tratase, si algún apartado de un factor comienza a fallar comenzarán a temblar los cimientos de otros apartados de cualquier factor, ya sea extrínseco o intrínseco hasta el resultado final, el que ninguno de nosotros queremos llegar, la lesión. 

Creo que nos ha quedado claro hasta el momento la importancia de diseñar un plan de Fortalecimiento y Prevención de Lesiones para evitar tener que estar en el dique seco.

Si desafortunadamente hemos sufrido la lesión, tendremos que tener en cuenta dos palabras: Rehabilitación y progresión en el entrenamiento.

La rehabilitación de la lesión deportiva es la restauración de la función atlética que viene marcada por el tiempo. El periodo temporal que transcurre mientras un deportista está lesionado afecta negativamente a su condición física y rendimiento posterior.

En cuanto a la progresión en el entrenamiento se trata de una elevación gradual de las cargas en el entrenamiento, el aumento del volumen y la intensidad de los ejercicios realizados. Debemos actuar con paciencia para evitar una nueva recaída o lesión.

En esta época actual que vivimos, donde la gran mayoría nos consideramos unos humanistas del s.XV en donde controlamos todos los aspectos de nuestra sociedad, donde cualquiera "debuta" en una media maratón (21km) sin haber corrido más de 5km previamente o donde un Ironman (4km Natación – 180km Ciclismo – 42km Carrera a pie) se prepara en 4 meses. 

La adecuada progresión, intensidad, frecuencia y carga consiguen motivar un decremento de las posibilidades de lesionarse, y es ahí donde radica la importancia de ponerse en manos de un entrenador capacitado y cualificado capaz de diseñar un plan de entrenamientos con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a tus capacidades y por supuesto evitar cualquier tipo de lesiones.

Pablo Dapena

Deja una respuesta