Los 4 Errores de Nutrición Deportiva más comunes en Triatletas

triatlon-3nutritionpro

Cuando un entrenamiento o carrera va mal, la nutrición es a menudo la culpable. Para maximizar su potencial de rendimiento, evite estos errores de alimentación comunes en Triatletas.

 

1. Dependencia de la cafeína

Aunque la cafeína es un estimulante universalmente conocido que ofrece una muy necesaria adrenalina, su uso estratégico no es para todos los atletas. Si es tolerable, una dosis segura de cafeína es de aproximadamente 3-4 gramos por kilogramo de peso corporal consumido unos 60 minutos antes de la actividad, como un café expreso. Aunque durante la mañana 1-3 tazas de café es perfectamente saludable, más no es recomendable. Si tienes "necesidad" de píldoras de cafeína o bebidas energéticas para combatir la fatiga o para conseguir acabar un entrenamiento, estás desarrollando una dependencia poco saludable a la cafeína, que podría enmascarar una cuestión subyacente más importante como baja energía, privación de sueño, estrés o sobreentrenamiento.

 

2. Plan de recuperación deficiente

Las estrategias de recuperación dependen de la duración y la intensidad del deporte, pero para recuperar bien durante los entrenamientos consecutivos siempre debe repostar energía, rehidratar y reparar. No dejes que tus antojos o un estilo de vida ocupado no te deje obtener lo mejor de ti después de terminar un entrenamiento.

En los 60 minutos después de finalizar el entrenamiento, debes consumir 0,8-1,2 gramos por kilogramo de carbohidratos y 25-30 gramos de proteína con 500ml de agua para iniciar la recuperación. La reposición de glucógeno muscular y la reparación de tejidos se mejoran cuando los carbohidratos y las proteínas se consumen juntos.

La manera más cómoda y fácil de asegurarse tomar estos carbohidratos y proteínas necesarias es tomando una bebida recuperadora. Las bebidas recuperadoras te aportan todos los nutrientes necesarios para tener una recuperación eficiente y hacer que al día siguiente estés preparado para entrenar de nuevo.

triatlon-3nutritionpro 

3. No preparar un Plan de Suplementación Deportiva

Se necesita un equilibrio preciso de carbohidratos, líquidos y electrolitos para retrasar el inicio de la fatiga, ahorrando glucógeno en el hígado, manteniendo las concentraciones de glucosa en sangre y compensando las pérdidas excesivas de líquido por sudoración. Los atletas a menudo complican las estrategias de nutrición debido a la falta de comprensión de cómo usar adecuadamente los geles energéticos, barritas energéticas, bebidas de polvos y gominolas. Considerando que una ingesta de energía inadecuada (carbohidratos, calorías) es perjudicial para el rendimiento, las soluciones concentradas de carbohidratos pueden saturar los intestinos, lo que afecta el metabolismo de carbohidratos mediante el trabajo de los músculos. En su lugar, se prefiere una única fuente de carbohidratos (glucosa, sacarosa o maltodextrina). Para optimizar los carbohidratos sin causar molestias gastrointestinales, consumir 30-60 gramos de carbohidratos por hora en dosis frecuentes cada 10-15 minutos. Al experimentar con el aumento de la cantidad de carbohidratos (60-90 gramos de carbohidratos por hora).

Con nuestra calculadora nutricional, puedes hacerte tu plan de suplementación deportiva y planificar de una manera correcta y adecuada la ingesta de carbohidratos, electrolitos en la competición.

 

4. Recompensar con la comida

Tu estilo de vida activo te permite tomar más calorías que la persona promedio, pero las opciones de alimentos de calidad mejoran la salud y el rendimiento. La recompensa con comida basura después de un entrenamiento largo o duro no sólo aumenta el ansia por los alimentos malsanos sino también socava la importancia de desarrollar el abastecimiento apropiado y los hábitos hidratantes alrededor o durante los entrenamientos. Si bien no hay nada malo en pecar alguna vez, tienes que persuadirte  a través de un entrenamiento de prepararte comida sana por anticipado y evitar caer en la tentación de comer alimentos no saludables. Deja de usar habitualmente el alimento como recompensa y recompénsate con un masaje o baño de espuma.

Deja una respuesta